Vocaciones

Vocaciones


Ahora que está por terminar el curso académico en algunos se instala la necesidad de saber qué hacer para el curso siguiente.

Cuando me hablan de futuro y elecciones recuerdo a una alumna preguntándome si dar clases en la universidad (en mi caso) era vocacional. Después de responderle me dijo con cierto fastidio: “es que… hay tanto por hacer como para quedarse aquí”.

Me chocó. Siempre he pensado que la enseñanza produce cambios en el ahora y en el mañana pero también la entiendo. Si miramos a nuestro alrededor hay mucho por hacer, muchas necesidades no resueltas y causas por las que merece la pena moverse. La cuestión es dar con aquella que te moviliza a ti, que te permite dar un sentido a tu esfuerzo.

Habría que tomar las vacaciones como vocaciones, es decir, intentar hacer de aquello que disfrutas, en lo que tienes habilidad, tu medio de vida. Lo sé, suena utópico pero también se relaciona con aquello de que hay mucho por hacer, tanto… que resulta improductivo quedarse pensando en lo difícil, utópico o imposible que es.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Muchas más que psicología y creatividad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies